NAS: Una nube propia en la oficina o en casa

Probamos el NAS DS220j de Synology, y estas son nuestras impresiones.

Por Álvaro Montes

Nunca había utilizado una unidad NAS en casa. Sabía de su papel fundamental en los negocios, como sistema de respaldo propio. La nube está de moda, pero almacenar en un servidor de archivos propio tiene ventajas evidentes: el costo de almacenamiento es claramente inferior a las tarifas en servicios cloud; pagas una vez, configuras tu unidad NAS y no tienes que hacerte cargo de pagos mensuales eternos. Nadie leerá tu información, porque siempre está en tus manos, y ningún algoritmo de una big tech sabrá lo que guardas en tu espacio de almacenamiento. Y transferir toda tu información a la unidad NAS será cuestión de unas pocas horas, porque estará conectada la red doméstica. ¿Cuánto te tomará subir a Google Drive tus 500 gigas de datos?

Un servidor NAS es un dispositivo de almacenamiento que se conecta a la red de una empresa o de casa, reside allí, pero se comporta tal como una nube. ¡Una nube propia! Accedes a tus archivos a través de apps y de los navegadores, desde cualquier lugar y dispositivo, y dispones de aplicaciones variadas y especializadas, que no te ofrecerá ningún servicio de Cloud pública. Con el NAS DS220j, por ejemplo, puedes disponer de tu propio servicio de streaming (tipo Netflix), con una app que etiquetará tus archivos multimedia y podrás disfrutarlos tal como se disfruta cualquier servicio comercial de streaming. Hay aplicaciones para backup, sincronización de archivos, y una cantidad enorme de otras funciones que no imaginaba. Un NAS es un conjunto de discos duros, gestionados por un sistema operativo propio.

La Unidad DS220j, de la compañía norteamericana Synology, es un modelo de gama de entrada, adecuado para uso en el hogar, aunque las mipymes podrán aprovecharlo de igual manera. Es silencioso, realmente silencioso. y el consumo de energía casi imperceptible. El aparato tiene un diseño compacto y encantador, en color blanco brillante y en el frontal un conjunto de luces LED permiten monitorear el funcionamiento de un vistazo: si está conectado a Internet, si los discos están activos y si la alimentación de energía es correcta.

Se accede vía Web, desde cualquier dispositivo y lugar. Puedes asignar cuotas de espacio en disco para cada usuario de tu familia o de tu empresa. La administración de usuarios es sencilla y poderosa.

Un puerto Ethernet lo conecta directamente al router, para garantizar el aprovechamiento del total del ancho de banda disponible (sin los cuellos de botella del WiFi). Viene en un arreglo con dos bahías para discos duros , que pueden ser HD de 3,5 pulgadas o SSD de 2,5 pulgadas. Cada uno puede tener una capacidad máxima de 16 TB, para un total de 32 TB en este dispositivo. El dispositivo que pude probar venía con dos discos duros Seagate de 3 TB cada uno, los cuales puedes configurar como dos unidades independientes que  suman 6 TB, o como un sistema RAID en sus variadas posibilidades, que te dará la tranquilidad de disponer siempre de la información con respaldo. Si un disco falla, el otro está listo, con la misma información, tal como ocurre en los sistemas profesionales de nube. Montar los discos en el dispositivo es muy sencillo.

La maravilla viene cuando configuramos el sistema operativo y las aplicaciones. Disk Station Manager, la interfaz para administrar todo, es intuitiva y rápida.

 

La enorme cantidad de aplicaciones que ofrece Synology permite sacar todo el juego a los dispositivos NAS.

Hay aplicaciones como Video Station, o Moments que permiten disponer de los contenidos multimedia almacenados, de manera maravillosa, tipo Google Fotos o tipo Netflix, para disfrutarlos en modo streaming desde un móvil.

La unidad es compacta, liviana y de agradable diseño. El consumo de energía es aceptable y trabaja en modo silencioso.

Las mipyme empezaron a demandar soluciones de este tipo desde que comenzó la crisis de la Covid-19. Muchas emrpesas pequeñas y medianas en Latinoamérica dependen del acceso físico a sus datos, y el confinamiento las puso en aprietos. Las solucioens NAS son un opción más que oportuna, puesto que los datos están disponibles desde cualqueir lugar y dispositivo, así que el confinamiento que hemos visto por estos días en todos los páises, no representa un obstáculo para acceder a la información y trabajar de modo remoto.

Disponer de un equipo NAS confiere sueño tranquilo. Los datos están protegidos, bajo control y siempre disponibles. Esa es la delicia de contar con una nube propia. Puedes asignar cuentas a cada miembro de la familia o de un equipo de trabajo, compartimentadas, seguras y privadas. Para profesionales que manejamos bastantes cantidades de información, como periodistas, fotógrafos, diseñadores, creativos o asesores financieros, un NAS es una herramienta de gran valor. Cuando uno prueba los beneficios de un NAS, cuesta entender cómo ha podido vivir sin uno de ellos.

Especificaciones del DiskStation DS220j

  • CPU: Realtek RTD1296 de 64 bits, quad-core a 1.4 Ghz
  • Memoria: 512 MB RAM DDR4
  • Almacenamiento: Dos unidades de almacenamiento máximo de 16 TB cada una (32 TB total).
  • Unidades compatibles: 3.5″ SATA HDD, HDD SATA de 2.5″ y SSD SATA de 2.5″
  • Rendimiento: 112 MB/s de lectura y escritura
  • Conectividad: 1 Gigabit RJ-45, 2 USB 3.0
  • Dos puerto USB 3.0
  • Sistema de archivos: EXT4. Externo: EXT4, EXT3, FAT, NTFS, HFS+, exFAT
  • Dimensiones y peso: 165 x 100 x 225.5 mm y 880 gramos
  • Software integrado: DiskStation Manager (DSM)
  • RAID compatible: Synology Hybrid RAID, Basic, JBOD, RAID 0 y RAID 1
  • Máximo de usuarios: 1,024 cuentas
  • Máximo de grupos: 256

 

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.