La tecnología al servicio de la gente y no al revés: el reto de la transformación digital en Latinoamérica

¿Cómo afrontar las barreras de la transformación digital en Latinoamérica, tales como el impacto de la automatización en el empleo, o las inversiones necesarias para ser competitivo en mercados globales? En esta entrevista con Mauricio Cataneo, el ejecutivo de Unisys comparte su original forma de comprender estos temas.

Por Álvaro Montes

Unisys es probablemente la más antigua compañía de tecnología del mundo, con 145 años de historia. Hay una explicación para mantenerse en los mercados globales durante tanto tiempo: permanente innovación. Conversamos con Mauricio Andre Cataneo, vicepresidente para la región Latinoamérica, sobre transformación digital, un tema en el que Unisys ofrece servicios y en el que predica con el ejemplo propio, reinventándose cada tanto.

TECNÍVORO: Todo el mundo habla de transformación digital, pero ¿cómo se lleva eso a la realidad?

MAURICIO CATANEO: Transformación digital significa muchas cosas; es un tema muy amplio y es un asunto de cuán maduras estas las compañías en sus diferentes estadios de transformación. Nosotros ayudamos a nuestros clientes a entender en dónde están y los ayudamos en el paso a paso de su jornada de transformación digital. Desde migrar a la nube o enviar los trabajadores a laborar desde casa. En Unisys empezamos esas cosas muchos años antes. Comenzamos nuestro propio movimiento interno de llevar todo a la nube en 2016. Entonces teníamos el 85 por ciento de la infraestructura en servidores propios, y en tres años pasamos completamente a la nube. En nuestro plan no hicimos inversiones adicionales, logramos economías simplemente migrando y obteniendo ahorros en cada paso.

Ya no necesitamos establecer límites físicos para operar los negocios. Ese es otro aprendizaje que nos deja la pandemia.

TECNÍVORO: ¿Cómo será realmente la llamada nueva normalidad? ¿Qué cosas volverán a ser como antes de la pandemia y qué cosas cambiarán definitivamente?

MAURICIO CATANEO: Creo que obviamente vamos a volver a un modelo híbrido. Claramente, no podemos seguir trabajando todo el tiempo en casa y los niños 100 por ciento en Home Schooling. Los negocios son hechos por personas y las personas tienen que convivir. Asumiendo que cuando tengamos el virus controlado y toda la población vacunada, el modelo híbrido se implementará o se fortalecerá. Pero el aprendizaje que nos deja la pandemia es que no necesitamos oficinas muy grandes con decenas de personas trabajando en el mismo lugar, sino permitir que las personas trabajen muy bien juntas, aunque físicamente estén separadas. En Unisys ya tomamos la decisión de que no regresaremos a la misma condición pre pandemia. Pero hay la necesidad de reunir físicamente a los equipos y allí se necesitan espacios de trabajo temporales.

Y tenemos una oportunidad: Antes teníamos dificultades de encontrar el talento y las capacidades que una empresa necesitaba. Con el modelo híbrido, si necesito un perfil profesional determinado y estoy en San Pablo, no necesito buscarla aquí, sino que puedo contratar en Medellín, Bogotá o cualquier ciudad del mundo en donde esté. Ya no necesitamos establecer límites físicos para operar los negocios. Ese es otro aprendizaje que nos deja la pandemia.

Claramente, no podemos seguir trabajando todo el tiempo en casa y los niños 100 por ciento en Home Schooling. Los negocios son hechos por personas y las personas tienen que convivir TECNÍVORO: Mencionas un tema relevante: la carencia de talento digital suficiente para nuestras economías. ¿Cuál es el panorama en esta materia en la región?

MAURICIO CATANEO: Enseñar es una obligación de la escuela, pero la educación es una obligación de la sociedad. Si las compañías privadas esperamos que los gobiernos solucionen este problema de capacitación, tendríamos que esperar muchos años. Nosotros invertimos mucho dinero en la capacitación de nuestros colaboradores. Claro que los profesionales deben ir a una universidad y obtener sus grados, pero para trabajar en empresas con la velocidad que necesitamos, con el nivel de innovación que necesitamos, para entender las estrategias de negocio y desarrollarlas, hay que traer más conocimiento de manera muy rápida. Tenemos el Unisys University, con miles y miles de entrenamientos, algunos muy cortos, desde una hora, hasta cursos de tres meses. Se necesita una combinación de la iniciativa privada con los gobiernos, y las universidades deben entender que hay cambios necesarios que hacer en los currículos. Pero los privados no podemos esperar por eso, sino invertir en la capacitación de nuestra gente.

TECNÍVORO: ¿Cómo ves a Latinoamérica en relación con el resto del mundo, en cuanto a la hoja de ruta de transformación digital?

MAURICIO CATANEO: La cultura empresarial en la región ha evolucionado. Las compañías locales están examinando traer la tecnología a sus operaciones, para crecer más rápido y de manera más eficiente. Ya no es un tema solo de manejar costos, sino de hacer uso de la tecnología para apalancar los negocios. Todavía hay clientes que necesitan bajar costos, pero hay un número importante de clientes que necesitan hacer uso de tecnología para crecer. Así que hay un mix de diferentes compañías en diferentes posiciones en su ruta de transformación digital, pero todas ya entendieron que la tecnología es el tema central.

TECNÍVORO: Colombia es un país de pequeña y medianas empresas. Las pymes constituyen el 95 por ciento del total de negocios. ¿Estas delicias tecnológicas están a su alcance? ¿Ha cambiado el mapa de acceso a las tecnologías?

MAURICIO CATANEO: Desde el punto de vista tecnológico el acceso ha cambiado, lo que hay que mejorar es la cultura. Esta percepción de que si soy pequeño no tengo dinero para adquirir tecnología. Cuando hablamos con pequeños y medianos empresarios les explicamos que hoy es posible acceder a muchas opciones de tecnología. Hay que cambiar el mindset. Es muy común que el dueño de una pyme no quiera perder el control que tiene sobre las operaciones. “Yo necesito hacer las aprobaciones y estar involucrado en cada paso”, nos dicen.

También hay que entender que hay tecnologías accesibles, que se pueden utilizar sin importar el tamaño de la compañía. Y, por último, cuando hacemos el cambio e implementamos tecnología, el perfil de personas que necesitan las empresas no necesariamente será el mismo. Cambios en la estructura de la organización también son necesarios. Muchas veces las compañías comprenden sus necesidades tecnológicas, pero no están lista para un cambio en la organización.

Si cada compañía despide empleados, crearemos un problema social mucho más grande, pero si como parte de su proyecto de transformación digital incluye el componente de gestión del cambio, el impacto en el empleo será más pequeño.

TECNÍVORO: Eso nos lleva al sensible tema del empleo. Las resistencias a la automatización tienen que ver con su impacto en el empleo. ¿Cómo afrontar esa barrera?

MAURICIO CATANEO: En Brasil tenemos más de 14 millones de desempleados y tenemos más de 500.000 posiciones abiertas en tecnología; es decir, por un lado, millones de personas sin trabajo y por otro, miles de plazas disponibles, pero no logramos hacer el match. El tema que mencionas de empleo es extremadamente relevante. Nuestra contribución a este reto es que desde que la pandemia empezó, en Unisys no despedimos ni una persona, sino que ajustamos nuestra forma de trabajar, capacitamos a las personas para trabajar en un modelo diferente. Si cada compañía despide empleados, crearemos un problema social mucho más grande, pero si como parte de su proyecto de transformación digital incluye el componente de gestión del cambio, el impacto en el empleo será más pequeño. Seguro habrá un impacto, pero con la capacitación y la gestión del cambio, el impacto social será menor.

TECNÍVORO: El trabajo desde casa se volvió le norma, sin que estuviéramos preparados. ¿Cómo lograr que sea efectivo y placentero?

MAURICIO CATANEO: Cuando la pandemia comenzó, en menos de una semana teníamos 20.000 personas trabajando desde sus casas, de manera segura y tranquila, y sin ninguna disrupción en las operaciones que hacemos para nuestros clientes. No es más un tema de Home Office, sino de Anywhere Office y tenemos una combinación en nuestras ofertas principales, entre ellas los Digital WorkPlace Services, que proveen las herramientas necesarias para que los empleados de nuestros clientes trabajen desde cualquier lugar, accedan a sus aplicaciones desde cualquier lugar y de manera muy segura, con nuestras soluciones de seguridad cibernética.

La seguridad en las casas no es la misma que se tiene en las oficinas, y hubo un incremento muy grande de las amenazas cibernéticas. Nuestra preocupación no es solo el acceso a las aplicaciones, sino la protección de los individuos, aun si se conectan desde computadores de terceros. Si una persona utiliza el WiFi de casa de un amigo para conectarse a la red de Unisys, inmediatamente tiene la protección que las soluciones Unisys implementan. Nuestro concepto es sencillo: permitir operación del 100 por ciento, segura y desde cualquier lugar.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *