iPhone Xs: no se puede pedir Max

Luego de tres semanas utilizando un iPhone Xs Max hay que decir que el prestigio de la marca es más que merecido. Apple está produciendo teléfonos realmente de punta, que ofrecen innovación y gran desempeño.

Recordemos que las series “s” de los iPhone, son aquellas que se hallan en un punto intermedio entre dos grandes saltos. No traen tantos cambios en su apariencia física con relación al modelo anterior, pero sí muchas novedades “por dentro”. El iPhone X del año pasado introdujo el reconocimiento facial y los teléfonos Xs de este año pues no hacen más que mejorar esa característica, que ahora es más rápida. Así como mejoran las capacidades fotográficas, y las capacidades computacionales. Pero, además, este año Apple introdujo dos nuevos tamaños, el iPhone Xs Max, de 6,5 pulgadas, y el iPhone Xr, de 5,7 pulgadas. Vamos a hablar del primero.

La pantalla “gigante”

Desde luego, lo más impactante a simple vista del iPhone Xs Max es el tamaño de su pantalla. 6,5 pulgadas en calidad “super retina” permite no solo disfrutar, pongamos por caso, un capítulo de Le Chalet en Netflix, con su magnífica fotografía, sino también pensar que, finalmente, un teléfono si puede aproximarse un poco a un computador en cuanto a posibilidades de uso productivo para el trabajo y la oficina.

Y una novedad que los usuarios agradecerán: por fin la doble SIM en un iPhone. Bueno, no del todo como las doble SIM de los demás fabricantes. Apple ofrece una segunda SIM Card pero electrónica.

El Max, así como el iPhone Xs “normal”, de 5,8 pulgadas, viene con pantalla OLED, la misma tecnología de los mejores televisores del mercado y alcanza resolución de 2.688 por 1.242. Esa combinación de tecnología “super retina” propia de Apple, OLED y resolución, ofrecen una experiencia visual digna de destacar. Las pantallas OLED permiten negros intensos, gran contraste buena calibración del color, y por eso su adopción en las gamas altas de la industria de la imagen.

Con un tamaño total igual al del iPhone 8 Plus, el nuevo Max brinda mucha más pantalla, como puede verse en estas imágenes. Es la razón por la que se eliminó el botón clásico de los iPhone, que robaba espacio a la pantalla.

En la izquierda un iPhone Xs Max, y en la derecha un anterior iPhone 8 Plus.

Mejor sonido

Un apartado en el que la mayoría de reseñas sobre la nueva familia de iPhone poco se ha detenido es el del audio. El sonido estéreo ha sido mejorado y por primera vez se pueden percibir dos paquetes de frecuencias diferentes saliendo por canales separados. Especialmente en juegos o en servicios de streaming de alta calidad como iTunes o Netflix, puede registrarse esta sensación.

Mejor procesador

Es más tecnicismo para expertos hablar del procesador de un smartphone. Al usuario le importa poco este apartado, pero notará la mejora en el desempeño, gracias al procesador A12 Bionic, con seis núcleos y fabricado por Apple. Es muy potente y varios sitios especializados en pruebas y comparaciones lo tienen como el más eficiente de todos cuantos han salido al mercado.

También hay novedades en otros aspectos del hardware. Ahora el iPhone viene en modelos de 64 y de 512 GB para almacenamiento, y memoria RAM de 3 GB. Esto es menos que algunos modelos de marcas rivales, hay que decirlo.

Cámara, más o menos la misma

La cámara principal del iPhone Xs Max tiene doble sensor de 12 megapixeles, perfecto para modo retrato ya que uno de los objetivos es telefoto. 2X. Cuenta además con Flash True Tone con cuatro LED. En cuanto a vídeo, es capaz de grabar a resolución UHD 4k. En cuanto a la cámara frontal, para selfies o videoconferencia, la resolución es de 7 MP. Apple pone toda su apuesta en calidad fotográfica en el doble lente y en la Inteligencia Artificial aplicada al proceso fotográfico. Los sistemas fotográficos de los teléfonos iPhone han sido diseñados buscando la mayor precisión de color y capturar las escenas tal como son. Otras marcas se enfocan en mejorar artificialmente las imágenes y cuando uno compara dos fotos tomadas con dos teléfonos diferentes, el iPhone siempre luce más parecido a lo que el ojo humano está viendo, con los detalles y aun con los defectos reales del objeto, por ejemplo, las arrugas en la piel. Es la razón por la que los fotógrafos suelen preferir un iPhone (cuando utilizan un smartphone, desde luego), que les permite una captura más fiel e imágenes más naturales.

Las cámaras del iPhone Xs Max obtienen fotos más naturales, fieles a la escena, con notables gestión del color y la luz.

La duración de la batería ha mejorado. Termino mi día y todavía tengo a veces hasta 30 por ciento de carga. Se ha conocido un problema con la carga, que, dicen algunos usuarios en las redes, que al conectar el iPhone Xs a veces no comienza a cargar hasta después de varios intentos o hasta desbloquear el teléfono. No me ha pasado. La carga, eso sí, va más lenta que los teléfonos de marcas rivales, que tienen carga rápida. No se entiende por qué razón Apple no ha incorporado esto en sus dispositivos.

Y una novedad que los usuarios agradecerán: por fin la doble SIM en un iPhone. Bueno, no del todo como las doble SIM de los demás fabricantes. Apple ofrece una segunda SIM Card pero electrónica. Es decir, no se pueden poner dos chips físicos, sino solo uno. El segundo utiliza la tecnología eSIM, es virtual y por ahora solo disponible en algunos países, entre los que no está Colombia. Pero la compañía informó que ya adelanta conversaciones con operadores móviles en nuestro país para implementarla. Apple viene promoviendo a nivel global la adopción de la tecnología eSIM y se sabe que será el primero en algún momento en erradicar la SIM física, cuando los operadores móviles adopten masivamente esta fórmula, que ahorra espacio y al parecer costos.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.