Los robots se toman la cocina

Spyce, con su cocina robotizada, podría ser el primer prototipo de restaurante del futuro. Y ya abrió sus puertas en Boston.

Excelencia culinaria elevada por tecnología. Así se describe en su web el restaurante de moda por estos días: Spyce. Es uno de los primeros prototipos de restaurante del futuro, si es que llega a convertirse en tendencia la idea de robotizar este tipo de servicio.

Plato preparado por la cocina robótica en Spyce.

Fundado por cuatro emprendedores egresados de ingeniería robótica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el famoso MIT, por sus siglas en inglés), está ubuicado, cómo no, en la ciudad de Boston y es asistido por máquinas robóticas especializadas en preparación y servicio de alimentos. “Deseábamos automatizar el proceso y hacerlo más eficiente para obtener una comida de alrededor de US$7,50 en lugar de US$12”, dice Kale Rogers, uno de los fundadores.

Desde luego, el concepto de restaurante robotizado incluye la onda de la comida saludable, tan en boga actualmente, con platos inspirados en comida mexicana, mediterránea y asiática. El chef frances Daniel Boulud es la inteligencia humana gastronómica que asesora el proyecto y quien diseñó los menú. Los ingredientes básicos se preparan de manera tradicional, por cocineros humanos que cortan y pican las verduras, frutas y demás alimentos; pero solo eso. Los dejan crudos y listos para la preparación. De allí son llevados a la cocina automatizada, en donde una máquina prepara los platos, a la vista de los comensales, y en cuestión de dos o tres minutos. Los clientes hacen sus pedidos en kioskos con pantalla táctil y no necesitan interactuar con cajeros ni meseros para ordenar el almuerzo.

Ya existe otro restaurante automatizado, Eatsa, en donde los comensales no se encuentran con un solo humano en el servicio y todo está automatizado. Se ordena el menú en una tableta iPad y la comida es entregada a través de un dispensador. El concepto aquí está más orientado a la “interacción cero” con humanos, aunque, por supuesto, los hay tras el telón.

En Eatsa se adoptó la automatización con la clara intención de prescindir de humanos en el servicio a los comensales. Por supuesto, la polémica sobre la pérdida de empleos debido a la robotización ha vuelto.

Y existen numerosos robots que ayudan en la cocina. Se sabe que Mac Donalds planea robotizar sus cocinas y Amazon ya puso en marcha un supermercado sin cajeros humanos.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.