Imou: Video seguridad avanzada para el hogar y las pymes

Dahua, el afamado fabricante de productos profesionales de video vigilancia, presentó en Colombia su marca para hogar y oficina.

La compañía Dahua Technology, uno de los mayores fabricantes mundiales de tecnología para video seguridad, presentó formalmente en Colombia su marca de productos para el hogar Imou. De esta manera, la firma separa comercialmente su catálogo de industria y gobierno, en el que hay desde poderosos drones hasta cámaras térmicas, reconocimiento facial y productos especializados para industria y defensa, de la oferta para usuario final y consumo doméstico.

El foco central de la propuesta Imou es la incorporación de la Inteligencia Artificial y del enfoque IoT (Internet de las Cosas) en la vida cotidiana. No solamente en el hogar, sino también en el segmento pymes. Desde cámaras para interiores y exteriores hasta timbres inteligentes, cerraduras y otros dispositivos se encuentran en el catálogo.

La seguridad doméstica y de negocios medianos y pequeños constituye una veta de mercado enorme, que todavía no ha sido suficientemente aprovechada por la industria de la videovigilancia. Dahua quiere cubrir las necesidades del usuario final con calidad profesional, llevando a hogares y negocios las mismas tecnologías robustas y avanzadas que utiliza en sus productos de nivel militar, empresarial y gobierno.

En las cámaras Imou los algoritmos de infrarrojos avanzados proporcionan una imagen nítida incluso en la oscuridad total.

Los productos Imou funcionan con una aplicación gratuita disponible para iOS y Android: Imou Life, y su configuración es sencilla a más no poder: basta leer con el celular el código de barras de la cámara Imou, conectarla a la red WiFi y configurar rápidamente las preferencias. Todo se controlará desde el smartphone, y las posibilidades de personalización de los servicios de la cámara son muy variadas; desde el teléfono las cámaras se pueden apagar, programar, girar, rotar, seguir objetos, emitir alarmas de advertencia al intruso, transmitir voz bidireccional, entre muchas otras posibilidades.

Estas soluciones son ideales para pymes, hogares con niños o mascotas, para personas que vivan solas y viajan permanentemente, y en época de pandemia incluso son herramientas de comunicación audiovisual para estar en contacto con familiares aislados.

Los videos grabados se pueden almacenar en dispositivo local (MicroSD) o directamente en la nube. En ambos casos el propietario de la cámara podrá revisar las grabaciones al instante desde el teléfono móvil. También podrá recibir en vivo lo que la cámara está captando en cada momento, aún si se encuentra en otro lugar del país o del mundo.

La magnífica Cue 2

La cámara Cue 2, de Imou, tiene un ángulo amplio de visión y puede girar y rotar.

Tuvimos la oportunidad de probar la cámara para interiores Cue 2, que graba en formato 1080 P, con zoom digital 16X, visión nocturna, función de intercomunicación, detección de personas, y detección de sonidos. El propietario será notificado en el teléfono de cualquier persona que ingrese al ángulo de visión de la cámara, así como de cualquier ruido detectado. La Cue 2 está dotada de un parlante, el cual puede emitir sonidos de sirena para ahuyentar intrusos, o puede ser utilizado para conversaciones bidireccionales.

Tiene la posibilidad de almacenar en la nube los videos, en una unidad NAS o en una tarjeta MicroSD de hasta 256 GB. El campo de visión del lente es amplio; 131 grados que permiten vigilar una habitación completa.

Se destaca la función inteligente de detección humana. Tal vez no queremos recibir alertas cada vez que la mascota pasa frente a la cámara, así que Cue 2 incorpora una avanzada tecnología de procesamiento de imágenes, que le permite reconocer humanos, seguirlos mediante la rotación y, si se desea, advertirlos mediante sirena de que están siendo monitoreados.

Cue 2 no solamente detecta movimientos sino también sonidos: el llanto del bebé y otros sonidos inusuales serán notificados al propietario.

La comunicación bidireccional tiene usos maravillosos. Desde conversar con la familia hasta regañar al perro si se sube al sofá cuando estamos fuera de casa. Llámenme malvado, pero no paré de reír cuando pillé a mi mascota en flagrancia y grité su nombre a través de la cámara.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.