Huawei Mate Xs: la era de las pantallas flexibles

Huawei hace su segundo lance con las pantallas flexibles, que ahora sí están listas y constituyen el último grito de la moda en smartphones de gama alta.

Por Álvaro Montes

Después de varios intentos y tras una gran inversión en investigación y desarrollo, los teléfonos de pantalla plegable, que al desplegarse se convierten en una tableta, están listos para entrar en los mercados y renovar, por fin, a la industria de los smartphones. Un año atrás fueron presentados los primeros teléfonos de este tipo, pero no alcanzaron prácticamente a llegar a las vitrinas, porque problemas técnicos hicieron detener la operación. Samsung sufrió las principales dificultades, pues su teléfono Fold de pantalla plegable presentaba fallas después de algunos días de uso. Huawei mismo retrasó el lanzamiento del primer modelo por problemas técnicos, unidos al conflicto comercial de Estados Unidos contra China, que llegó a afectar los lanzamientos de productos el año pasado. Fue evidente que, hace un año, cuando se anunciaron pomposamente estos dispositivos, los desarrollos tecnológicos no estaban completamente a punto.

Las cosas cambiaron. Huawei lanzó esta semana su Mate Xs, el dispositivo que es teléfono inteligente de formato “normal” y que puede “desdoblarse” para ser convertido en una tableta en la que pueden utilizarse hasta tres aplicaciones simultáneamente. La magia está en la pantalla OLED flexible, una verdadera maravilla técnica que plegada tiene 6,6 pulgadas en el frontal del dispositivo y 6,38 pulgadas en la parte posterior; y desplegada (es decir, completamente abierta) tiene 8 pulgadas y una resolución de 2.380 x 2.200 pixeles.

Las especificaciones del smartphone son altas: procesador Kirin 990, con conectividad 5G (que aún no la hay en Colombia), y desde luego, también 4G; carga rápida (en 30 minutos se carga el 85 por ciento de la batería).

Fueron necesarios muchos años de investigación y pruebas para lograr esta pantalla, que está cubierta con una capa doble de un material llamado poliamida, cuyas propiedades mecánicas y térmicas permiten utilizarlo para ser doblado y manipulado con seguridad y resistencia en un teléfono. Es un material costoso (Huawei dice que tres veces más que el oro), de ahí que el Mate Xs es un objeto de lujo, con un precio internacional de 2.500 euros (todavía no se conoce el precio en pesos que tendrá en las tiendas colombianas). Las especificaciones del smartphone son altas: procesador Kirin 990, con conectividad 5G (que aún no la hay en Colombia), y desde luego, también 4G; carga rápida (en 30 minutos se carga el 85 por ciento de la batería). Las cámaras, que son un componente ahora de mucha importancia en la competencia entre teléfonos móviles, constituyen también un punto fuerte: Lente principal de 40 megapíxeles; lente telefoto de 8 megapíxeles y un ultra angular de 16 megapíxeles. Descontando la pantalla plegable, este dispositivo viene dotado de prestaciones avanzadas, con

Los teléfonos plegables intentan satisfacer la siguiente necesidad: casi todo el mundo quiere una pantalla más grande, pero nadie quiere llevar en el bolsillo un dispositivo enorme e incómodo. La tecnología plegable ofrece una respuesta…

Hay discusión entre analistas de tecnología acerca del futuro de las pantallas plegables. En los años noventa los teléfonos se plegaban, pero no sus pantallas. Simplemente tenía una cubierta o tapa, en la que a veces estaba un teclado qwerty completo. Desde hace algunos años se empezó a acusas a la industria de teléfonos de un evidente agotamiento en la innovación. Casi todos los smartphones de hoy son similares, en diseño y en características, cuando están dentro de la misma gama. El esfuerzo por desmarcarse del resto y por introducir innovaciones que muevan a los mercados, motivó la carrera por la pantalla plegable que hoy estamos viendo. Samsung, Motorola y Huawei son tres de las grandes marcas que introdujeron teléfonos plegables en las últimas semanas en los mercados internacionales. El Galaxy Z Flip de Samsumg, con un precio de 1.380 dólares, y el Motorola Razr, de Lenovo, con un precio de 1,500 dólares antecedieron al lanzamiento del Mate Xs de Huawei. Pero se cree que otras marcas seguirán este camino en el futuro cercano, si los mercados se muestran receptivos a esta naciente tendencia.

Los teléfonos plegables intentan satisfacer la siguiente necesidad: casi todo el mundo quiere una pantalla más grande, pero nadie quiere llevar en el bolsillo un dispositivo enorme e incómodo. La tecnología plegable ofrece una respuesta. Los puntos débiles de la tecnología parecen estar ya superados: Por una parte, la fragilidad de la capa sintética que cubre a las pantallas flexibles OLED. Ahora son resistentes a diferentes condiciones ambiéntales y a presiones mecánicas, sin problema. Por otra parte, las bisagras mecánicas detrás de la pantalla, que permiten doblar los dispositivos, también han sido mejoradas, en el caso del Mate Xs con zirconio, para soportar miles y miles de acciones de doblado por parte de los usuarios. Queda el escollo del alto precio, que lo pone por ahora en los segmentos élite del consumo. Pero en ese punto también, probablemente, será cuestión de tiempo para que la industria logre recudirlo.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.