Huawei pisa fuerte en la nueva era de las pantallas flexibles

El Mate X, presentado oficialmente el pasado domingo, impresionó por diseño, prestacioens y por su precio.

Nos nos habíamos recuperado de la asombrosa llegada el viernes 22 de febrero del Samsung Galaxy Fold, el primer teléfono de pantalla flexible, cuando Huawei nos sorprendió con su propuesta, el MateX, con una pantalla que también se despliega, pero en un diseño diferente al de Samsung.

El teléfono de Huawei tiene tres modos de uso: doblado tiene una pantalla frontal de 6,6 pulgadas, y un aposterior de 6,3 pulgadas. Cuando se “desdobla”, las dos pantallas se convierten en una sola, de 8 pulgadas y resolución de 2480 x 2200 pixeles. Una tableta pequeña.

Las prestacioens son notables: Procesador Kirin 980 y viene con conectividad 5 G, es decir, lista para el futuro de las telecomunicaciones. Doble nanoSIM Card y cámara posterior con tres lentes Leica, como en todos los equipos de gama alta de la marca.

El precio es estratosférico: 2.300 euros, y estará disponible en marzo en las tiendas.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.