Este es el inventor de las tonterías contra las vacunas que la gente cree masivamente en Internet

Un estudio identificó a los 12 mayores creadores de desinformación sobre el coronavirus en el mundo. El Dr. Mercola, en Florida, es el primero en la lista de los influenciadores que convencieron a decenas de millones de personas de rechazar la vacunación.

Por Álvaro Montes

Cuando alguien en un puesto de vacunación en algún lugar de Colombia coloca una cuchara sobre el punto de vacunación, con la esperanza de detectar un campo magnético que probaría que la vacuna inyecta microchips metálicos en el cuerpo (para el control mental de los humanos por parte de los malos que gobiernan el mundo), ignora que la fuente primigenia en donde se originó esta creencia es un médico llamado Joseph Mercola, que vive en la Florida (Estados Unidos) y se hizo millonario difundiendo en Internet información falsa sobre el coronavirus.

Un estudio encontró que la mayoría de las noticias falsas que circulan en el mundo sobre Covid-19, las origina este médico mentiroso, quien ocupa el primer lugar en una lista de los doce principales responsables de la desinformación en las redes sociales sobre las vacunas y la Covid-19. El estudio del Center for Countering Digital Hate (CCHD, una organización sin fines de lucro del Reino Unido, que combate los mensajes de odio y la desinformación en Internet) rastreó las tendencias antivacunas en redes sociales en el mundo y pudo identificar las doce mayores fuentes, a las que bautizó “La docena de la desinformación”. El análisis de una muestra de contenido antivacunas que se compartió o publicó en Facebook y Twitter mostró que hasta el 65 por ciento del contenido antivacunas rastreado lleva hasta estos doce influenciadores, entre los que figuran Robert F. Kennedy Jr., Joseph Mercola, Ty y Charlene Bollinger, y a Erin Elizabeth, la fundadora del sitio web Health Nut News, que es la novia del Dr. Mercola.

Con un patrimonio superior a los 100 millones de dólares, obtenidos de las ventas en línea de sus productos “naturales” y alternativos para el cuidado de la salud, Mercola ha sido identificado como el principal ideólogo antivacunas y ha desplegado desde hace diez años una cuidadosa operación de marketing en Internet.Mercola comenzó su campaña de desinformación el 9 de febrero del año pasado, justo cuando estallaba en el planeta la pandemia. Dijo que las vacunas eran un fraude y que “alteran tu código genético, convirtiéndote en una fábrica de proteínas virales que no tiene interruptor de apagado“. En cuestión de horas el antiguo y caduco movimiento antivacunas recogió las publicaciones de Mercola y las volvió tendencia en las redes.

Es uno de los principales promotores del cuento de la ivermectina, ya suficientemente contestado, y sus 600 artículos publicados en Internet a lo largo del último año, insuflaron vida al escepticismo contra las vacunas, y tienen hoy bajo amenaza el triunfo definitivo de la raza humana sobre la Covid-19. En todas partes muchas personas se niegan a vacunarse y con ello impiden la inmunidad en diversos tipos de países, como en Estados Unidos, en donde sobran las vacunas, o como Colombia, en donde escasean pero a los puestos de vacunación llega menos gente de la esperada, debido a las creencias absurdas. “No hay derecho a que nosotros tengamos instalados, pagando, en terreno, puestos de vacunación que podrían poner hasta 100 mil vacunas al día y estemos poniendo, en promedio, 35 mil vacunas al día porque la gente no asiste a vacunarse“, dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Decenas de millones de personas en el mundo creen las informaciones falsas sobre la pandemia, difundidas desde un puñado de fuentes en las redes sociales, ya identificadas.

Con un patrimonio superior a los 100 millones de dólares, obtenidos de las ventas en línea de sus productos “naturales” y alternativos para el cuidado de la salud, Mercola ha sido identificado como el principal ideólogo antivacunas y ha desplegado desde hace diez años una cuidadosa operación de marketing en Internet. Un artículo en The New York Times publicado este domingo recoge la historia de este personaje, que en su página Facebook en inglés registra 1,7 millones de seguidores y en su página en español más de un millón de seguidores, además de 400.00 seguidores en Youtube. Empleados que trabajaron con él contaron que es un maestro del marketing digital, y ensaya varias versiones de cada trino, para establecer la que más impacto tendrá. Su estrategia se basa en difundir contenido vendedor, escandaloso y que parezca verdad, como las teorías de la conspiración en contra de las vacunas.

Colombianos antivacunas

En Colombia la cifra de escépticos es alta y preocupante: la más reciente encuesta Pulso Social del Dane, encontró que el 17,6% de los colombianos no creen en las vacunas. Y el 66,2% cree que la vacuna puede ser insegura debido a los potenciales efectos adversos.

En la encuesta se encontró que hay personas en Colombia que no creen en las vacunas en general; otros que no creen que el Covid sea peligroso, y hay quienes creen que traen componentes con los que manipularán las mentes.Y esa es la razón por la que se ven puestos de vacunación vacíos, pocos adultos acudiendo a los puestos, justo en medio del pico más alto y cuando estamos viviendo las cifras más dolorosas de muertes y contagios.

En la encuesta se encontró que hay personas en nuestro país que no creen en las vacunas en general; otros que no creen que el Covid sea peligroso, y hay quienes creen que traen componentes con los que manipularán las mentes.

En el año y medio transcurrido de pandemia hemos escuchado de todo: que Bill Gates implanta a través de las vacunas un chip para controlar nuestras mentes; que las vacunas fueron sacadas de la manga por arte de magia y sin estudios serios, solo para venderlas; que el virus es un invento de élites oscuras que controlan el poder tras bambalinas (eso lo dijeron Donald Trump y sus millones de seguidores); y que se originó artificialmente en un laboratorio chino para desestabilizar a Occidente.

En Estados Unidos hoy casi todos los fallecimientos que se presentan por Covid, se presentan en personas que no quisieron recibir la vacuna. Así que, si alguien tiene dudas sobre la efectividad de cualquiera de los biológicos, basta mirar el caso estadounidense: los vacunados están a salvo y los no vacunados están muriendo. ¿Qué más evidencias necesitan?

 

«

»

    2 COMMENTS

  • Sigifredo Serrate

    Creo en el papel de los Influenciadores que ganan dinero con sus mentiras, por el sólo hecho de que sus seguidores den click a sus videos mentirosos. Pero también creo que la vacuna es un experimento que no sirve de mucho por la cantidad de conocidos que han muerto y otros que estuvieron muy graves después de la segunda dosis. Sólo por eso no me vacuno. Seguiré con el MMS.

  • Álvaro Montes

    Gracias, Sigifredo, por participar en la conversación. Tienes razón, e sun tema en construcción este de las vacunas para Covid-19. Una pregunta: qué es MMS?

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.