El maravilloso encanto del iPhone X

A partir de ahora, todos los teléfono tratarán de parecerse al iPhone X. Apple, de nuevo, establece las tendencias.

El año comienza con discusiones entre los analistas de los mercados tecnológicos, acerca de cuántos iPhone X venderá Apple. Algunos estiman que los pronósticos de ventas, que inicialmente estimaban 50 millones de unidades durante el primer trimestre del presente año, deberían reducirse a 30 millones, dado el ritmo de ventas más lento de lo esperado, que tuvo en las tiendas durante el mes de diciembre. Tim Cook, el CEO de Apple, ha dicho, por el contrario, que “no puede estar más feliz” con la buena acogida que los mercados han dado al más avanzado teléfono de la compañía.

Cuando se pusieron en marcha las ventas, o mejor, las pre ventas del iPhone X, los pedidos desbordaron las previsiones y se agotaron en los priemro 15 minutos, pasada la medianoche del 3 de diciembre. Apple lo hizo de nuevo: batió record en los primeros días de ventas y puso a la industria entera a hablar de su nuevo teléfono. Esta semana aparecieron rumores y filtraciones sobre las respuestas que algunos fabricantes estarían preparando ante el auge arrollador del iPhone X. Se conoció un diseño de Xiaomi muy parecido al teléfono de Apple.

Mucho se habló en los medios de comunicación en todo el mundo acerca de las novedades del iPhone X, pero vale la pena reseñar el dispositivo de nuevo, tras un mes de utilizarlo.

Más pantalla en un formato más pequeño y cómodo.

Tamaño ideal. El tamaño del iPhone X es una de sus características más atractivas. Más pequeño que los iPhone anteriores, pero con una pantalla más grande. De tal modo que el teléfono es cómodo de manipular y regresa al concepto tan conocido de Steve Jobs, quien quería que sus dispositivos móviles pudiesen ser operados con una sola mano, algo que no es posible con los modelos “Plus” de iPhone 8, 7 y 6, que vienen con pantalla de 5,5 pulgadas. El X es más pequeño, pero trae una pantalla de 5,8 pulgadas, más grande porque llega hasta los bordes.

Mejor imagen. La pantalla OLED resultó superior a las anteriores tecnologías de pantalla utilizadas por la marca. Curiosamente las fabrica su rival Samsung, pero Apple logró darle suna ocnfiguración original que las hace comportarse incluso de un modo superior a las mismas OLED incorporadas en otras marcas. En exteriores se ve mejor que las pantallas LCD y los contrastes de colores son ligeramente superiores.

Reconocimiento facial impecable. Face ID es fascinante. El reconocimiento del rostro funciona muy bien, gracias a las avanzadas tecnologías incorporadas por Apple. No sobra repetir que otrso fabricantes incorporaron el reconocimiento facil en teléfonos hace ya varios años, pero les resultó todo un desastre.

El reconocimiento facial funciona maravillosamente bien. Seguro y preciso.

El dispositivo podía ser engañado con una foto del propietario, y si éste estaba dormido, cualquiera que acercara el teléfono a su cara podía desbloquearlo sin su consentimiento. Además, el reconocimiento fallaba 2 de cada cuatro intentos. Apple se preparó muy bien para mejorar todo esto y traho una tecnología de reconocimiento propia que resultó todo un éxito. Face ID es veloz, cómoda y casi nunca falla. Pocas veces me ha obligado a ingresar el código y, desde luego, sólo se desbloquea con mi rostro. No lo engaña una foto y no se confunde si me pongo gafas o si hago muecas cuando lo miro. Sabe perfectamente que soy yo y desbloquea el aparato.

Cuando se anunció que desaparecería el botón de inicio, al que los usuariso estábamos tan acostumbrados, creí que sería una pérdida notable de usabilidad. Pero los diseñadores de Apple crearon un aconjunto de gesto que sustituyen muy bien al botón de inicio y el usuario rápidamente se acostumbra.

La calidad fotográfica alcanza un nuevo nivel.

Las fotos, cada vez mejores. Apple lideró desde hace algunos años los esfuerzos de la industria por mejorar el desempeño fotográfico de los teléfonos. Todavía no se está a la altura de la fotografía profesional más avanzada, pero sí algo más cerca, y el iPhone X logra mejoras significativas para el género de los teléfonos con los que se puede tomar buenas fotogafías. Especialmente destacado el modo retrato, que ahora funciona incluso con la cámara frontal (la de las selfies) y que soporta filtros de luz interesantes. Suelo tomar muchas fotografías de tableros con conclusiones de discusioens en grupos de trabajo, mapas conceptuales construidos a muchas manos y objetos y situaciones diversas. Cada vez estoy más satisfecho con la calidad de estas imágenes,

El cristal luce muy bien. El cuerpo del iPhone X es de cristal. Se dice que la razón por la que se abandonó el cuerpo metálico tiene que ver con facilitar la carga inalámbrica. En todo caso se ve muy bien, es agradable al tacto y resbala menos que los modelos en metal. Lamentablemente, hay que utilizar funda para cualquier teléfono actual, porqur a pesar de la resistencia del cristal, prefiero no exponerme a rayones involuntarios y otros accidentes que harían llorar de tristeza a cualquier mortal.

Hay más cosas interesante: la carga inalámbrica me encanta; la duración de la batería es superior a los modelos anteriores y ver un capítulo de Black Mirror en pantalla completa es una delicia. Aquí puede ver las especificaciones completas:  Apple sí que supo celebrar el décimo aniversario de su emblemático dispositivo.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.