Big Data en Villa de Leyva

Villa de Leyva, emblema de la historia y el turismo colombiano, fue convertida en un laboratorio demostrativo de cómo la tecnología puede ayudar a la reactivación económica.

Se habla mucho de cómo la tecnología ayuda a la reactivación económica, que mucho la necesita el país. ¿Cómo ocurre esto? Movistar ofrece por estos días un interesante ejemplo, aplicado a la reactivación del turismo. Telefónica dispone de una unidad de datos, llamada Luca, en la que participan en tareas de investigación y desarrollo más de 200 científicos de datos. La división de turismo de Luca confeccionó una propuesta concreta, que la compañía ha puesto en ejecución en el muy colombiano municipio de Villa de Leyva, en el centro del país.

El sistema utiliza los datos que el operador de telecomunicaciones puede obtener acerca de sus usuarios; datos de sus desplazamientos, visitas a lugares turísticos, las horas en las que almuerzan y cenan y los hoteles en donde se alojan. ¡Alto! Recaudan la información hasta donde las leyes de protección de datos colombianas lo permiten. Todo se anonimiza y solo se perfilan tendencias, no individuos. Las técnicas de Inteligencia Artificial hacen que se pueda prescindir de las identidades de los clientes para detectar los patrones de conducta. (Gracias a este tipo de enfoque, hoy se puede incluso hasta generar score crediticio de aspirantes a servicios financieros, sin necesidad de indagar su historia con los bancos).

Ciudades pequeñas, municipios como Villa de Leyva, pueden convertirse en “Smart City”, en este caso, alrededor de la reactivación del turismo.

Luca Turismo supone que la mayoría de los turistas son personas conectadas y a veces hiperconectadas. Movistar cubre su servicio de telefonía móvil en Villa de Leyva con cuatro antenas. Suficiente para capturar información esencial que será aplicada a los intereses del sector turístico local. “Obtenemos información a través de nuestra red móvil, anonimizamos los datos, la extrapolamos y la colocamos en un dashboard inteligente”, explica Laura Pérez, líder de soluciones de Big data y Advertising de Movistar Negocios en Colombia.

Ese tablero proporciona a los empresarios de turismo locales las claves que necesitan; allí encuentran cuántos turistas llegan a la ciudad, a qué horas, de dónde vienen, si están bancarizados – y esto incluye saber si utilizan alguna billetera móvil, tipo Nequi o Daviplata). La plataforma les indica cuáles son los lugares más visitados y cuánto tiempo suelen quedarse en la preciosa Villa de Leyva.

Lo que está haciendo en Villa de Leyva es una especie de laboratorio de reactivación económica integral. La telco llevó fibra óptica domiciliaria por primera vez fuera de las capitales colombianas.Las encuestas y los métodos tradicionales de investigación de mercado también preguntan estas cosas. Pero las encuestas contienen los datos declarados por las personas, mientras que una plataforma de Big Data contiene datos observados, por lo que los perfilamientos de patrones de conducta son más precisos y confiables.

Durante la “Semana Santa” pasado (marzo de 2021) se realizó el primer ejercicio en terreno, y al comenzar junio, la compañía puso en marcha el sistema. Demostrar la utilidad de un enfoque basado en Big Data y analítica avanzada es fácil. Los datos recaudados durante la Semana Santa +permitieron cambiar la política pública local y las ofertas del sector hotelero y gastronómico. El alcalde Javier Castellanos dijo que no podía saber cuántos visitantes recibía la ciudad. Esa información la tienen los hoteles y los restaurantes fragmentada y no compartida. Se pudo medir con exactitud ese mayor pico de visitantes a Villa de Leyva que ocurre los sábados. Ya se sabe que la hora de mayor afluencia de turistas es las 11 de la mañana y se conocen las edades de los visitantes. Con estos datos se confeccionan las campañas de promoción turística de la ciudad en las redes sociales. Los hoteles y los restaurantes tienen minería de datos a su disposición.

Más que solo Big Data

Pero la economía no se reactiva solo con Big Data. Se necesita mucho más que información, para salvar una ciudad, por más que los evangelistas de la religión de los datos quieran convencernos de lo contrario. Y Telefónica lo ha comprendido bien. Lo que está haciendo en Villa de Leyva es una especie de laboratorio de reactivación económica integral. La telco llevó fibra óptica domiciliaria por primera vez fuera de las capitales colombianas.  El 60 por ciento de los hogares y empresas de esta población podrán acceder a Internet con velocidades simétricas (misma velocidad de subida y bajada) de hasta 300 megas y capacidades hasta 20 veces mayores que con las conexiones tradicionales de cobre o cable.

Digitalizar Villa de Leyva requiere, además de Big Data y conectividad simétrica, soluciones de comercio electrónico como “Vendo por chat”, que permite a las tiendas de artesanías vender vía WhatsApp. También se incluyó una plataforma para el control de ocupación y aforo, oportuna para el control de la pandemia, y que consiste en un sistema de videovigilancia dotado con cámaras IP, conectividad 4G  y software, para detectar qué zonas están siendo ocupadas y cuáles están libres, calcular el porcentaje de ocupación en tiempo real y contar el número de personas que acceden.

Hay más. Un sistema de descontaminación que purifica el aire en los hoteles; kioskos de venta y recaudo para planes turísticos, automatización del chek-in y sistemas de comunicación y seguridad electrónica.

El paquete redondo de reactivación concluye con una solución de “Smart Agro”, para que el sector rural se beneficie también de la transformación digital en el experimento Villa de Leyva.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.