Por qué necesitamos más computadores que smartphones

El renacimiento de los PC podría ser una buena noticia para la salvación intelectual de la humanidad.

Por Álvaro Montes

El año pasado las ventas de PC crecieron 13,1 por ciento, de acuerdo con IDC, y las causas saltan a la vista: el teletrabajo, la educación en línea y el comercio electrónico. Se vendieron 302 millones de computadores en todo el mundo. Desde el año 2010 no se veía un crecimiento por encima del 13 por ciento.

Según IDC, el fabricante al que mejor le fue en este renacer de los computadores es Lenovo, con el 24 por ciento del mercado (72,7 millones de unidades vendidas. Le sigue HP, con el 22,4 por ciento (67,6 millones de unidades vendidas). En el tercer lugar está Dell, con 16,6 por ciento (50,3 millones). En la cuarta posición está Apple, con 7,6 por ciento (23,1 millones de unidades) y el quinto lugar es para Acer, con 6,9 por ciento de la torta (20,9 millones de computadores despachados).

Las ventas mundiales pudieron ser más altas, pero la pandemia trajo limitaciones en la cadena productiva. Hubo (hay todavía) escasez de procesadores y componentes provenientes de China, y dificultades logísticas y de transporte, que ocasionaron una escasez de máquinas en las tiendas en todo el mundo.

La importancia del PC

La industria móvil y el capitalismo de plataformas impusieron la idea de que todo se puede hacer desde un smartphone. Absolutamente todo. Pero esa idea podría estar asociada al interés de vender dispositivos novedosos, más que a facilitar la vida de las personas.

Hay un nivel de apropiación digital más elevado, que solo es posible conseguirlo con una Computador Personal Hubo una época en la que quisieron convencernos de que una pantalla de once pulgadas ofrecía una mejor experiencia que leer en libro de papel. Carlos Lemoine, del Centro Nacional de Consultoría, director de estudio sobre Apropiación Digital, observa que los hogares que mejor aprovecharon Internet durante la pandemia fueron aquellos que poseen computadores y teléfonos.  Para Lemoine es clara la diferencia entre conectarse desde el smartphone y hacerlo desde un PC. “Cuando avanzamos en esa ruta del ciudadano digital vemos que el nivel avanzado usa más computador que móvil”, explica.

Los smartphones han madurado hasta niveles insospechados antes. Las fotos que pueden tomarse con un iPhone Pro son excepcionales. La música digital es – de lejos – mejor que las grabaciones análogas que los ofrecían los discos de vinilo. Pero hay un nivel de apropiación digital más elevado, que solo es posible conseguirlo con una Computador Personal. Escribir, por ejemplo – y hablo del oficio de escribir profesionalmente, no de chatear en WhatsApp – requiere del teclado amplio, el procesador de textos con todas las funcionalidades y menús, la pantalla grande para comparar, corregir e investigar.

Con ocasión de la pandemia, el estudio en casa se tornó obligatorio, y la demanda de computadores, portátiles o de escritorio, se hizo enorme e intempestiva. Lemoine señala como uno de los problemas de apropiación digital que más afectan a Colombia, el hecho de que “nuestro país dispone todavía de pocos computadores per cápita“. El móvil es bueno para recibir contenidos, pero tiene limitaciones para la creación de contenido relevante.

Con los serios problemas de adicción digital que presenciamos en la actualidad, originados especialmente en el uso excesivo del móvil y caracterizado por el uso del móvil sobre todo para para actividades de entretenimiento y de redes sociales, la noticia de una segunda vida para el legendario Computador Personal es buena. Quiere decir que cada vez más personas están realizando cosas mas interesantes en entornos digitales.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.