Los perros robóticos: ¿encanto o pesadilla?

Posiblemente tendremos robots caninos perfectos antes que las máquinas humanoides que el cine propone. Esta es la historia del perro robot que inspiró un capítulo de Black Mirror.

Después de ver el estupendo episodio 5 de la cuarta temporada de Black Mirror, titulado “Metalhead”, con la historia escalofriante de humanos huyendo de un holocausto de perros robot asesinos, se hace necesario recuperar la fe en las mascotas electrónicas y poner un poco de ánimo constructivo en nuestra percepción sobre la Inteligencia Artificial. Para eso nada mejor que visitar el canal de Youtube de Boston Dynamics, la compañía de investigación en robótica que se roba el show por estos días con sus maravillosos canes. Vean esto: se llama SpotMini y puede abrir puertas:

Es evidente que Spotmini inspiró el guion de “Metalhead” y, de hecho, así lo reconocieron los productores del capítulo de Black Mirror.

Boston Dynamics es una compañía fundada en 1992 en la prestigiosa MIT, por Marc Raibert, profesor de esta universidad y reconocida autoridad en robótica. La compañía fue adquirida en 2013 por Google, que el año pasado la vendió a la japonesa SoftBank, un fondo fuertemente orientado a la inversión en robótica. Los productos que Boston Dynamics desarrolla son realmente asombrosos y están en la vanguardia de la Inteligencia Artificial aplicada a la robótica. Pero su operación no es rentable, porque más allá de los enormes avances en I+D logrados, este tipo de productos todavía no encuentran una aplicación viable. Robots humanoides y robots mascotas funcionan mejor en Hollywood y en Netflix.

Es evidente que Spotmini inspiró el guion de “Metalhead” y, de hecho, así lo reconocieron los productores del capítulo de Black Mirror.

Por estos días es viral este video, de un perro pidiendo ayuda a otro perro que cuenta con brazo para que le ayude a abrir una puerta. Estos modelos más recientes tienen diseño más amigable.

Una de las versiones más tiernas de los primeros trabajos de Boston Dynamics es el famoso perro Aibo que construyeron por encargo de Sony y que hoy día ha evolucionado bastante y es, de lejos, la mascota electrónica más popular del mundo.

En realidad, el perro robot nació por un encargo militar norteamericano. La Agencia de proyectos de investigación avanzados de defensa de Estado Unidos financió su desarrollo (solo Dios sabe con qué propósito). Primero construyeron “BigDog”, después un robot tipo “Terminator” al que llamaron “Petman” y posteriormente han mostrado distintos tipos de perros y otros robots asombrosos, hasta llegar a SpotMini.

Hay polémica porque otros investigadores importantes en robótica e Inteligencia Artificial acusan a Boston Dynamics de exagerar la inteligencia y la autonomía de sus robots en los videos de Yutube. En realidad, no se ha avanzado tanto en esta materia como parece mostrarlo el comportamiento de Spotmini. Pero se camina hacia allá, sin duda.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.