Guía de objetos inútiles

La fiebre de Internet de las Cosas está llevando al absurdo la aplicación de la tecnología. ¿Tiene sentido pagar por una de los siguientes dispositivos?

Cuenta Diógenes Laercio que, observando las exóticas mercancías provenientes de todos los rincones del mundo conocido, en el mercado de Atenas dijo Sócrates: “Cuántas cosas no necesito”. De eso hace ya algún tiempo. Ni pensar lo que diría hoy si conoce artefactos como estos:

Lanzador electrico de aviones de papel. ¿Qué sentido tiene que un niño lance con su propio brazo los avioncitos de papel? Para eso está el Electric Plane Launcher, que por 12,19 dólares evita a los niños la molesta actividad de jugar y les enseña lo bueno que es no hacer nada y dejar que las máquinas lo hagan todo por uno. Lo que todo niño de nuestros tiempo desea.

 

 

 

Perros que trinan en Twitter. Puppy Tweets Blue es un collar para perros que publica un trino cada vez que el perro ladra. El noble can, desde luego, no tiene idea que cada que lo hace hay humanos en algún lugar leyendo frases que él no pronunció y que nada tienen que ver con su urgencia de ser llevado al parque más cercano a hacer sus necesidades. El dispositivo se sincroniza mediante WiFi con el dispositivo del propietario, quien además es quien configura la cuenta de la mascota. Pues bien, hay 34 personas que han pagado 8,99 dólares por este dispositivo y dejaron sus comentarios en la tienda de Amazon.

 

Un tampón conectado a Internet. La hemorragia de cosas que se conectan a la red llega a ser escandalosa. El IoT (Internet of things) nos ha traído ollas que se conectan a Internet sin que sepamos aún la utilidad que esto pueda tener. Pero ..¿tampones? ¿En serio? Sí. Lo hicieron. Y aquí pueden verlo en acción. El tampón avisa cuando es hora de cambiarlo, dado lo muy difícil que es para una mujer darse cuenta de ello. El sitio web de su creadora tiene más detalles de esta idea para “cambiar al mundo”, como dicen siempre los emprendedores tecnológicos.

 

El horno con WiFi. ¿Para qué ir hasta la lejana cocina de la casa, a revisar ese pastel en el horno, si podemos hacerlo de la habitación, solo con mirar el teléfono móvil? Pues la poderosa Siemens está aquí para solucionar ese grave problema de monitorear el horneado, con sus hornos inteligentes que se controlan desde una aplicación, y por solo 2.305 euros.

 

 

 

Sanitario con acuario incorporado. No es un chiste. Este prodcuto se vende bastante en Japón y otros mercados. Fish and Flush brinda el placer de sentarse en el “trono” a evacuar con un acuario en la espalda. Un sanitario con acuario cinorporado es la mejor idea concebida hasta hoy para mejorar ese íntimo momento.  El fabricante, la compañía JLRyan, grantiza que al descargar, el agua no saldrá del acuario y los peces no correrán peligro alguno. Total respeto a la naturaleza.

 

 

Colchón para detectar infieles. ¿Sospecha que su pareja le es infiel mientras usted está en la oficina? Este colchón con sensores inteligentes le enviará un mensaje a su teléfono cuando esté siendo utilizado para el feo vicio del sexo ilícito. La Inteligencia Artificial al servicio del sapeo. Smarttress, fabricado en España, lo ha logrado. Este video lo explica en detalle, bajo el lema “El colchón que es cómodo por la noche y tranquilizador durante el día”.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.