Este es el hombre que tomará las riendas de Amazon

Andy Jassy, mano derecha del fundador Jeff Bezos, lo sustituirá como CEO de una de las compañías que moldeó el mundo digital en el que vivimos.

Por Álvaro Montes

Amazon, una de las empresas más poderosas del mundo, miembro de las cinco “Big Tech” que asombran y dominan en la economía global de nuestros días y que en 2020 obtuvo ingresos por 194.000 millones de dólares, quedará en manos Andrew Jassy, hombre de confianza de Jeff Bezos, con quien ha trabajado codo a codo en la edificación del imperio. Así que no se esperan cambios traumáticos sino una continuidad en el proceso. Bezos pasará a ocupar la presidencia y, liberado del día a día, se enfocará en nuevas ideas y temas de su especial interés, según ha dicho.

El nuevo CEO de Amazon hizo la misma escuela con Bezos y conoce perfectamente los negocios de la empresa, no solo porque trabaja allí desde 1997 sino porque fue el creador de Amazon Web Services, la línea de negocio que más ganancias aporta a la compañía. De hecho, fue a él a quien se le ocurrió la idea de entrar en “la nube”, la propuso a Bezos – que no estaba muy convencido – armó el caso de negocio y empujó el proyecto. Es el CEO de AWS y no hay nadie con más méritos que él para ocupar la silla.

Es reconocido como hombre brillante, trabajador incansable y con la ventaja adicional de una mejor comunicación con el enorme ejército de empleados de la empresa. Se espera que su estilo de dirección no solo garantizará el rumbo exitoso, sino que incluso podría mejorar el ambiente laboral. Por estos días se cocina la creación de un sindicato de trabajadores de Amazon. Se dice que Jassy confiere más libertad y autonomía a sus colaboradores, siempre y cuando los resultados sean buenos, y es un personaje querido tanto por los empleados como por los clientes.

Se sabe que Jassy es mucho más dado a “remangarse” y meterse en el trabajo de campo, así que entiende muy bien las necesidades y dolores de los clientes, y los intríngulis de la operación diaria.

Es reconocido como hombre brillante, trabajador incansable y con la ventaja adicional de una mejor comunicación con el enorme ejército de empleados de la empresa. Se espera que su estilo de dirección no solo garantizará el rumbo exitoso, sino que incluso podría mejorar el ambiente laboral. Asumir la conducción de Amazon, además de honores y un apetitoso salario, trae retos descomunales y unos cuantos incendios delicados que Jassy deberá sofocar. El más delicado es, sin duda, la investigación por monopolio que el Congreso norteamericano lleva a cabo, y que podría llegar – en el caso más extremo – al desmembramiento de la compañía, para evitar el abuso de posición dominante del que se acusa a las Big Tech. También es posible que no ocurra nada, pero hay cinco investigaciones antimonopolio en curso contra Amazon en el mundo. Otra bomba que deberá desactivar es la creación de sindicatos y la inconformidad laboral en el sector logístico de la compañía, en donde se presentaron huelgas y conatos de conflicto varias veces en los últimos años. Y cuando la pandemia termine, deberá asegurar las mismas tasas de crecimiento obtenidas en 2020, algo que no parece fácil. Las ventas en línea, el consumo de series y videos en streaming y los servicios en la nube alcanzaron cifras históricas debido al confinamiento en todos los países. ¿Cómo mantener eso cuando la gente vuelva normalmente a las calles?

Pero Andy Jassy es el responsable del arrollador éxito de Amazon Web Services, que factura 50.000 millones de dólares al año y que no muestra síntomas de fatiga en el corto ni mediano plazo. Ha logrado mantener más abajo en el market share a Microsoft y a Google, sus inmediatos competidores, lo cual no es poco mérito. Los accionistas, la Junta directiva y los clientes se sienten tranquilos con el nombramiento.

El legado de Jeff Bezos

Jeff Bezos, en esta histórica foto en los inicios de Amazon, cuando todavía era una librería en línea.

Los míticos fundadores de las “Big Tech” poco a poco se hacen un lado. Bill Gates dejó la conducción de Microsoft en 2000 y en 2008 decidió retirarse por completo (excepto como accionista, desde luego). Steve Jobs ya no está en Apple, desde su fallecimiento por enfermedad en 2011, y Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, se retiraron de sus funciones como director ejecutivo y presidente de Alphabet en 2019. Ahora es Jeff Bezos quien sigue ese camino.

Bezos fundó Amazon en 1994, como una venta en línea de libros, que antes del primer año ya facturaba 20.000 dólares cada semana, y tres años después debutaba en la Bolsa.

De los libros pasó rápidamente a vender de todo y se convirtió en la tienda más grande del mundo e inventó el comercio electrónico como lo conocemos hoy. Simultáneamente ingresó en otros negocios y es el proveedor número uno de computación en la nube, la línea que aporta más ingresos a la compañía, con cerca del 60 por ciento de las ganancias regulares. La acción de Amazon pasó de 18 dólares en 1997 a 3.380 dólares hoy; la empresa vale 1,7 billones de dólares y Bezos es el hombre más rico del planeta y probablemente de la historia, con un patrimonio personal calculado en 195.000 millones de dólares (aunque por estos días Elon Musk, de Tesla, está por encima en ese impresionante ranking).

Jeff Bezos pertenece a ese grupo de emprendedores norteamericanos que vieron el futuro de internet y lograron cambiar la historia de los negocios mediante las tecnologías disruptivas de la revolución digital. El eCommerce explota magistralmente el potencial de los datos y los algoritmos para entender lo que quieren los clientes, ofrecerlo en el momento preciso y entregarlo más rápido que cualquiera, gracias a una impresionante operación logística que no para de innovar (comenzará en breve los despachos de mercancías con drones). Amazon entendió a tiempo la naciente tendencia de computación en la nube, y al igual que en el comercio electrónico, prácticamente la configuró tal como hoy la conocemos. Y recientemente, al comprender que los contenidos constituyen una mina de oro, ingresó al negocio del streaming con su servicio Amazon Prime, en un mercado en donde Netflix puso las reglas, pero no se sabe hasta cuándo dominará, dado que compite ahora contra verdaderos gigantes (Apple y Disney, además de Amazon).

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.