Así nos vigila la Policía

Control biométrico, comparendos digitales y apps para radicar denuncios desde el teléfono móvil, hacen parte del amplio arsenal tecnológico de la Policía Nacional.

La Policía colombiana marcha rápido en adopción tecnológica. El control sobre los ciudadanos se realiza mediante apoyos tecnológicos avanzados, como la biometría y otras plataformas. Todavía en escalas relativamente pequeñas, pero que marcan claramente el rumbo de hacia dónde quiere ir la Dirección de Telemática de la Policía. La de Colombia es una de las primeras autoridades policiales del mundo que opera directamente una plataforma biométrica propia para identificar a los ciudadanos. En el resto del mundo, el servicio de biometría que los agentes utilizan en las calles es contratado con proveedores privados, pero la Policía Nacional de Colombia es directamente un operador biométrico de la Registraduría Nacional, y por eso mientras un policía en Estados Unidos debe esperar hasta cinco minutos para obtener la identificación de una persona, en nuestro país el resultado es inmediato. Lo saben las 1.011 personas que han sido capturadas este año porque un patrullero confrontó su huella dactilar con las bases de datos y encontró que había una orden judicial en su contra. 38 de ellos eran buscados por Interpol y 712 deberían estar en casa por cárcel, pero en un chequeo callejero fueron identificados por su huella dactilar.

El proyecto se llama Appolo (autenticación personal plena de origen lógico) y en total 116.208 personas han sido sometidas a la validación biométrica, con uno de los 52 dispositivos móviles y 1.050 equipos fijos en los CAI y estaciones, que la Policía tiene para este propósito. La Policía cree que se necesitan muchos más de estos asistentes digitales, pero se tienen 11.898 teléfonos inteligentes Samsung J7 – tres en cada cuadrante de la Policía – con las aplicaciones para consultar las cédulas de los ciudadanos, revisar antecedentes judiciales, imponer comparendos digitales y para gestionar las actividades diarias de los patrulleros.

Más de 701.000 personas pilladas orinando en la calle o colándose en Transmilenio recibieron comparendos digitales, los cuales se crean y procesan completamente en los smartphones. Incluyen la firma del ciudadano sorprendido en la contravención, fotos y videos que el agente puede anexar al reporte y todos los detalles del caso. Como la información está completamente digitalizada, el ciudadano en cuestión será monitoreado hasta que cumpla la sanción impuesta. Al menos eso es posible.

Desde el Centro Estratégico de la Policía (ver foto arriba), en la sede de la dirección nacional en la Avenida Eldorado en Bogotá, se monitorea en tiempo real cada una de las más de 13.000 cámaras conectadas en decenas de municipios, que permiten ver lo que ocurre en una estación del Mio en Cali o en una esquina cualquiera del centro de Barranquilla. La sala es impresionante, con sus pantallas enormes en las que los comandantes pueden ver desde mapas con todos los puestos de votación en un día de elecciones, hasta la cámara que la Policía instaló en Hidroituango para monitorear el comportamiento del río. La dirección de telemática es la responsable de esta plataforma y cuenta con oficiales especializados en tecnología, en gerencia de proyectos tecnológicos e incluso con capacidades propias de desarrollo de soluciones, aunque contrata también a proveedores externos cuando lo necesita.

También ha implementado plataformas pensadas para facilitar la interacción ciudadana con la institución, para denuncias de delitos comunes. Está recién estrenada la app “A denunciar!”, para iOS y Android, que empieza a ganar popularidad entre los colombianos. Desde el teléfono, sin necesidad de desplazarse hasta un CAI, 132.576 ciudadanos han instaurado denuncias formales por hurto, extorsión, saqueo de su cuenta bancaria o pornografía infantil. Realmente funciona. En 24 horas el ciudadano recibe respuesta en su dirección de correo electrónico con un número de expediente y posteriormente un número de noticia criminal que deja formalmente instaurada la denuncia, una vez que las autoridades han validados los argumentos del ciudadano.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.