Yahoo! busca nuevo dueño

Se puso en venta el más reconocido símbolo viviente de la historia de Internet.

Aún en el peor momento de su crisis, Yahoo! puede darse el lujo de escoger comprador, de una fila de más cuarenta grandes compañías que la semana pasada corrieron a presentar ofertas para adquirir toda, o cuando menos una parte, de esta pieza legendaria de la historia de Internet. Yahoo!, propietaria del buscador de Internet y proveedor de contenidos que alguna vez llegó a valer más de 100.000 millones de dólares, podría ser vendida a pedazos, tras el anuncio de venta de activos que se hizo público recientemente y que despertó un ola de interés enorme en el mundo de los negocios digitales.

Yahoo! era el rey de Internet en los 90, cuando Marck Zuckerberg, fundador de Facebook, asistía a la escuela primaria y Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, acababan apenas de conocerse en Stanford. Pero Facebook y Google, que aparecieron mucho después que Yahoo! en el escenario de Internet, crecieron vertiginosamente y controlan el negocio de la publicidad en línea que una vez fuera dominio de la empresa hoy en venta. Una combinación de erradas decisiones y lentitud en los cambios llevaron al rezago de esta compañía, que no logró enderezar el rumbo ni siquiera cuando reclutó a Marissa Meyer, su actual CEO, sacada de las filas de su rival Google, en donde había sido la principal responsable del éxito del popular buscador y era tenida por una de las más destacadas ejecutivas de esa empresa. En el mercado Yahoo! está valorada en un poco más 34.000 millones de dólares, pero eso incluye las acciones que Yahoo! posee en la empresa asiática de comercio electrónico Alibaba, que ascienden casi a esa misma suma, lo que significa que, en la práctica, para los inversionistas de la economía digital el valor real de Yahoo!, descontada su participación en Alibaba, es muy pequeño.

No obstante, la semana pasada pudo verse que tal valoración era incorrecta, pues más de cuarenta interesados presentaron ofertas cuando se supo de la puesta en venta de diferentes activos de Yahoo! Líneas de negocio como Yahoo Finance, Yahoo News, Yahoo Sports y el servicio de correo electrónico son apetecidas, y en general, la marca pesa lo suficiente como para que grandes empresas se interesen en una posible adquisición. Desde Microsoft hasta el diario británico Daily Mail figuran entre los posibles compradores de activos y sólo hasta la presente semana se conocerá la decisión de los directivos de Yahoo!. La empresa perdió 4.500 millones de dólares en el último periodo fiscal y su valoración en bolsa no para de caer. La llegada de Marissa Meyer en 2012 tenía como objetivo sacar a la organización de la caída, pero la mayoría de acciones emprendidas por ella tuvieron poco impacto. Impuso recortes de personal, cerró oficinas en varios países, recortó todos los gastos que pudo, y enfocó las inversiones en la compra de compañías pequeñas pero prometedores, que deberían darle a Yahoo! la renovación que necesitaba. Pero la compra de la plataforma de blogs Tumbrl por 1.100 millones de dólares fue un fiasco, pues Tumbrl jamás llegó a amenazar la hegemonía de WordPress y Blogger en ese segmento, al igual que otras numerosas adquisiciones de pequeños y costosos emprendimientos que no surtieron efecto.

En 2008, cuando Google consolidaba su dominio en el negocio de la publicidad en buscadores de Internet, Microsoft ofreció 45.000 millones de dólares por Yahoo!, en un intento por hacerse un lugar en ese apetitoso mercado. Los directivos de entonces rechazaron la oferta, convencidos que Yahoo! todavía tenía un futuro promisorio. Hoy se calcula que la empresa podría ser adquirida por una suma entre los 4.000 y los 8.000 millones de dólares, en el mejor de los casos. Si sus principales activos llegan a ser vendidos, Google gobernará prácticamente en solitario el mundo de los buscadores de información en la Web, y la última compañía emblemática de los tiempos dorados de los portales de Internet habrá pasado a la historia.

Publicado originalmente en SEMANA, edición 1.772, marzo de 2016

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.