Factura electrónica: no hay vuelta atrás

El 1 de enero de 2019 todos los contribuyentes deberán facturar bajo el nuevo esquema digital. Pero la DIAN obligará a muchas empresas a comenzar antes.

La hoja de ruta de la factura electrónica está en marcha. Faltan algunas reglamentaciones para la operación de los proveedores tecnológicos y está pendiente que el ministerio de industria y comercio defina los detalles de la negociabilidad de las facturas, que adquieren ahora el carácter de títulos valor. Entrevistamos María Pierina González Falla, directora de gestión de fiscalización de la DIAN, sobre los pormenores del proceso de implementación de la factura electrónica.

DINERO: ¿Cuáles son las fechas clave a tener en cuenta este año en el calendario de implementación de la factura electrónica?

María Pierina González: Tal y como se estableció en la pasada Reforma Tributaria, los contribuyentes obligados a declarar y pagar el IVA y los responsables del Impuesto al Consumo  deberán facturar electrónicamente a partir del 1 de enero de 2019;  ello, sin perjuicio de que antes de esta fecha los mismos opten por hacerlo voluntariamente; por tanto,  durante lo que reste de este año y durante  2018, la DIAN realizará labores de masificación para aquellos contribuyentes que de manera voluntaria deseen aprovechar los beneficios de la factura electrónica.

Así mismo, durante este tiempo la administración tributaria podrá seleccionar, a partir de estudios sectoriales, algunos contribuyentes o sectores económicos para que de manera obligatoria inicien con este tipo de facturación.

DINERO: Todavía hay temas normativos sin resolver. ¿Cuándo estará lista la reglamentación para todos los actores?

María Pierina González: A más tardar en junio del presente año  la DIAN publicará para comentarios el proyecto de reglamentación de la reforma tributaria, respecto de los artículos relacionados con la factura electrónica, en la que se abordarán, entre otros,  temas como la implementación de una validación previa y en tiempo real, para la expedición de la factura electrónica; esta validación estará a cargo de la DIAN o de un proveedor autorizado por ésta; la reglamentación de los requisitos, obligaciones y sanciones a  cargo de los proveedores autorizados para validar facturas electrónicas, y la adopción de una transición normativa amigable, que represente beneficios operativos para que las personas que entran a facturar electrónicamente de manera voluntaria, puedan adaptar sus soluciones tecnológicas de manera gradual y sin contratiempos.

A más tardar a finales de 2017 publicaremos para comentarios la Resolución mediante la cual se señalarán las nuevas condiciones técnicas de operación del modelo evolucionado de Factura Electrónica. Para esta misma época, se pondrá a disposición de los contribuyentes los servicios informáticos electrónicos gratuitos, para que las pequeñas empresas puedan expedir facturas electrónicas y enviarlas a la DIAN. Y en el 218 la DIAN pondrá a disposición de los contribuyentes una solución gratuita de validación en tiempo real. En ese mismo año, se autorizará a los proveedores que podrán prestar los servicios de validación.

DINERO: ¿Qué deben hacer las empresas a partir de ahora para adoptar el sistema?

María Pierina González: Hoy en día, cualquier persona natural o jurídica que opte por facturar electrónicamente, puede hacerlo, ya sea directamente, utilizando sus propias soluciones tecnológicas, las cuales pueden ser adquiridas o desarrolladas por la misma empresa, o contratando los servicios de un proveedor tecnológico autorizado por la DIAN. Para ello, las empresas deberán analizar internamente los procesos propios de su negocio, con el fin de tomar la decisión que más se adecúe a sus necesidades.

Luego de tomar la decisión deberán registrarse como facturadores electrónicos voluntarios, para lo cual sólo basta con ingresar a www.dian.gov.co y manifestar, a través del Servicio Informático de Factura Electrónica de la DIAN, su intención de facturar electrónicamente de manera voluntaria y realizar los pasos necesarios para obtener su habilitación como facturador electrónico, siempre y cuando surta exitosamente las pruebas tecnológicas allí establecidas.

DINERO: ¿Cuáles son los proveedores certificados para prestar el servicio?

María Pierina González: Hemos expedido 24 resoluciones de autorización de proveedores tecnológicos de factura electrónica que han cumplido la totalidad de los requisitos establecidos. Los contribuyentes pueden consultar la lista en nuestro servicio informático de factura electrónica.

DINERO: ¿Cómo funcionará la solución gratuita para pymes?

María Pierina González: A través de la página web de la DIAN, mediante un servicio informático electrónico dispuesto para estos fines, las pequeñas empresas podrán expedir facturas, remitirlas a sus clientes y, por supuesto, enviarlas a la DIAN. La solución MiPymes se pondrá a disposición de las pequeñas empresas a través de un servicio wEB básico, o una licencia de uso.

DINERO: ¿Los independientes deben también facturar electrónicamente? ¿Cómo lo harán?

María Pierina González: Los independientes que cumplan con las condiciones establecidas en la Ley deberán facturar electrónicamente, a partir del 1 de enero de 2019 o antes, si son seleccionados por la administración tributaria. Hay que tener en cuenta que la solución gratuita para pequeñas empresas estará disponible para todos los contribuyentes que deseen utilizarla. Eso incluye a las personas independientes que pertenezcan al régimen común o aquellos que, perteneciendo al régimen simplificado, deseen facturar electrónicamente.

DINERO: ¿Cuánto costará finalmente el proyecto?

María Pierina González: El proyecto es financiado por un empréstito con el Banco Interamericano de Desarrollo por $ 38.000 millones de pesos, de los cuales, a la fecha, se han ejecutado $6.642 millones de pesos, que se ven reflejados en la infraestructura que soporta el almacenamiento y validación de las facturas electrónicas que se reciben en la DIAN, las consultorías realizadas con expertos nacionales e internacionales y los gastos de funcionamiento propios del proyecto. Se espera ejecutar el total de la inversión para el año 2020.

Publicado originalmente en DINERO, edición 518, mayo de 2017.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.