Cien mil programadores

El programa Misión TIC 2022 se propone llenar un vacío de talento TIC en la economía colombiana.

Por Álvaro Montes

La economía colombiana necesita al menos 62.000 profesionales TIC adicionales, según las estimaciones del observatorio de la industria del software. El voraz apetito de talento tecnológico es común en toda la región. En Latinoamérica hay algo más de millón de profesionales TI activos, Brasil incluido. Pero en los próximos dos años la región necesitará 3 millones de profesionales más. Entre universidades y plataformas de formación en línea gradúan cada año 100.000 personas, de tal manera que, ni siquiera duplicando esa cifra de formación de especialistas tecnológicos, se solucionará la brecha.

La demanda de talento TI es alta y la escasez notable. Prácticamente no hay ningún tipo de empresa que no esté buscando incorporar tecnología en el núcleo de su negocio. “El software hace mucho tiempo se comió al mundo; desde una empresa de tamales hasta una empresa de servicios, todas necesitan tecnología“, suele decir Fredy Vega, CEO de Platzi.

Los oficios TIC son hoy los de mayor empleabilidad en el mundo. Los salarios en la industria tecnológica latinoamericana rondaban el promedio de 1.000 dólares en 2014; El año pasado el promedio regional estaba en 1.700 dólares.

En Colombia un profesional TI recién graduado obtiene un salario promedio de 2,5 millones de pesos, según datos de Fedesoft. “Hay una curva de aprendizaje grande que hace que las personas tengan condiciones laborales de largo plazo“, explica Ximena Duque, presidenta del gremio. Los que mejor ganan suelen ser los arquitectos de desarrollo senior, directores de proyectos y coordinadores de proyectos. Y por tecnologías o lenguajes de programación se gana diferente.

Los salarios en la industria tecnológica latinoamericana rondaban el promedio de 1.000 dólares en 2014; El año pasado el promedio regional estaba en 1.700 dólares. El ministerio de las TIC puso en marcha un programa que apunta al corazón del problema de escasez de talento en el sector. Misión TIC 2022 se propone formar cien mil programadores, mediante el enfoque de formación de corto plazo. Cursos de cuatro meses en los que los estudiantes reciben educación específica en programación, muy orientada a solucionar problemas.

El programa fue lanzado en agosto del año pasado y una primera cohorte piloto comenzó en septiembre. El piloto contemplaba formar 5.623 personas, pero se postularon 128.000 colombianos. Hay dos grupos de educandos. Uno conformado por estudiantes de décimo y undécimo grados y otro compuesto por personas de cualquier edad y profesión.

Juan David González, primer estudiantedel programa Misión TIC 2022 contratado por una empresa.

El 8 de febrero de 2021, Mintic anunció el primer estudiante que fue contratado por una empresa. Juan David González, 21 años y residente en Palmira (Valle del Cauca), fue contratado por Superfuds. En los días siguientes fueron anunciadas otras contrataciones en Medellín y en Bogotá.  Fueron los primeros frutos de la fase piloto, que ni siquiera ha culminado.

En breve comenzará la segunda cohorte, con 50.000 estudiantes. El examen de los resultados del piloto permitió perfeccionar el currículo, que ahora es más extenso. Y el ministerio ha llamado al sector privado a responder positivamente a la iniciativa ofreciendo puestos de trabajo para los programadores.

Todas las voces consultadas – gremios de ingenieros, como ACIS, o expertos en formación profesional como Platzi – dan por seguro que los egresados de Misión TIC 2022 encontrarán empleo.

Desde luego, cuatro o cinco meses de formación no serán suficientes. Estas personas tendrán que continuar su formación, en un proceso de aprendizaje que nunca termina. Alex Torrenegra, brillante y reconocido emprendedor, afirma que “Sí habrá demanda en Colombia y a nivel global para esos cien mil; pero hay demanda para gente con mucha más experiencia. La demanda la hay para el que no para de estudiar“.

Microsoft, Oracle y Amazon, entre otras multinacionales se comprometieron a respaldar la iniciativa, contratando programadores. Un número creciente de empresas nacionales también. Así que es de esperarse el éxito rotundo de esta iniciativa, que no solucionará completamente las necesidades de la economía colombiana, pero constituye un paso trascendental. El turno ahora es para la industria TI, que debe ofrecer empleo a los nuevos especialistas.

 

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.