Apple y Google ya utilizan 100 por ciento energías limpias

Algunas grandes tecnológicas han logrado reducir su huella de carbono.

En el “día de la tierra”, la tecnología, por fortuna, ya puede decir “presente”. Hay que reconocer que ha crecido el compromiso de una parte de la industria con la sostenibilidad: desde empaques confeccionados en material reciclable hasta utilización de energías limpias en las descomunales redes de servidores que alojan la nube.

Campo de energía solar de Google en Saint-Ghislain, Bélgica

Apple anunció que sus instalaciones en todo el mundo funcionan 100 por ciento con energía limpia. Esto incluye sus oficinas, laboratorios y tiendas en Estados Unidos, Reino Unido, China e India. La compañía informó además que nueve de sus socios de fabricación más importantes se comprometieron a lograr esa misma meta – 100 por ciento de energías renovables – en el corto plazo. Apple Park, la nueva e impresionande sede de Apple en Cupertino, California, utiliza gigantescos paneles solaes con capacidad para generar 17 Mega Watios. Los centros de datos utilizan fuentes limpias desde 2014. Aquí puede leerse una descripción detallada de todos los poryectos de energía renovable implementados por Apple.

El impacto de estas cifras en estas gigantes tecnológicas es importante, porque se trata de grandes consumidoras de energía, que han logrado reducir su huella de carbono

Google también trajo buenas noticias. Todas sus instalaciones y sus centros de datos (que son bestiales consumidores de energía, puesto que por allí pasa el tráfico más abultado de la internet actual) utilizan 100 por ciento energías renovables. La empresa informó que sus compras de energía eólica y solar exceden sus necesidades de operación en todo el mundo. “En el transcurso de 2017, en todo el mundo, por cada kilovatio hora de electricidad que consumimos, compramos un kilovatio hora de energía renovable de una granja eólica o solar construida específicamente para Google. Esto nos convierte en la primera nube pública y compañía de nuestro tamaño que haya alcanzado este logro”, indicó Google en su blog oficial.

Samsung, por su parte, se propuso la meta de reducir 250 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero en 2020. A la fecha, ha logrado reducir 188 millones de toneladas, según informó la empresa. Estas reducciones se logran mediante innovaciones en los procesos de fabricación y en el uso de los productos. La empresa creó una clasificación interna con tres categorías: Producto Ecológico, Buen Producto Ecológico y Producto Ecológico de Calidad Suprema, que consideran una amplia gama de criterios en relación con el cumplimiento de las regulaciones de eficiencia energética, recursos e impacto ambiental. Actualmente, 86% de los productos de Samsung en desarrollo, han alcanzado clasificaciones de Buen Producto Ecológico o Superior.

Amazon también presenta indicadores similares. El impacto de estas cifras en estas giganets tecnológicas es importante, porque se trata de grandes consumidoras de energía, que han logrado reducir su huella de carbono.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.