El nuevo Facebook: ¿Será verdad tanta belleza?

Se acaba la era del muro y del post y comienza la de los chat en los que ocurre de todo. ¿Qué hay en realidad detrás del anuncio de Zuckerberg de un rediseño total de la red social? ¿Es creíble que Facebook cambiará en breve su modelo de negocio?

Sí. Se puede creer en el anuncio que hizo Mark Zuckerberg sobre grandes transformaciones en Facebook. No por ingenua fe en las palabras de un magnate de la economía digital, sino porque, ante las presiones enormes que la empresa está recibiendo por su vergonzosa política de uso de los datos de los usuarios, Facebook ha encontrado una nueva mina que explotar sin los problemas colaterales de su actual modelo de negocio.

El CEO de Facebook anunció oficialmente que el foco de la compañía estará puesto en la privacidad, reconociendo la pésima reputación que tiene en esa materia, tras los sonados escándalos de venta de datos de sus usuarios y que lo llevaron a sentarse en el banquillo de los acusados ante el Parlamento europeo y el Congreso norteamericano. Y que una vez se produzca la integración de las plataformas de mensajería Whatsapp y Messenger, ambas propiedad de Facebook, el chat estará en el corazón del negocio. Bueno, en realidad él no habló tan explícitamente del negocio que hará alrededor del chat, pero se sabe de qué está hablando: Pretende convertir a Whatsapp en algo similar a lo que es WeChat en la economía y la sociedad china. Más que solo una aplicación para hablar, We Chat es todo el mundo digital cotidiano en el país asiático: pagos en línea, traducción simultánea con voz, despliegue de publicidad y red social tipo Facebook, al mismo tiempo. Todo en una sola aplicación omnímoda, que los ciudadanos chinos utilizan tan obsesivamente como los alemanes toman Aspirina. Whatsapp no es nada parecido, pero lo será en breve, y esa es la mina de oro que Facebook quiere explotar en los próximos años.

El salto a Whatsapp parece más una apuesta a largo plazo, en vista de la tendencia creciente de los usuarios a los mensajes efímeros que desaparecen rápidamente, tipo las “Stories” de Instagram o los “Estados” de Whatsapp”.

“Creo que el futuro de la comunicación cambiará cada vez más a servicios privados y encriptados donde las personas pueden confiar en que lo que se dicen se mantiene seguro y sus mensajes y contenido no se quedarán para siempre”, escribió en su blog oficial el CEO. “Este es el futuro, espero que ayudemos a lograrlo”, añadió. Es decir, el muro, los “feed”, los post incendiarios, las noticias falsas, las tonterías que pululan en esta red social han pasado la raya y no hay manera de sostener ese negocio por mucho tiempo. Facebook vendió los datos de las personas, aplicó complejos sistemas inteligentes para identificar el perfil de consumo y los patrones de conducta de cada uno de sus 2.300 millones de usuarios, y abusó del éxito de la plataforma. Hay que reorientar la empresa y la privacidad será su nueva religión. Todo ocurrirá ahora en Whatsapp y Messenger, nadie podrá acusar a la empresa de exponer públicamente y sin reparos la vida de las personas, porque las conversaciones en Whatsapp son más parecidas a “una conversación en la sala de tu casa”, como él mismo explicó. Pero habrá más que conversaciones en ese nuevo mundo que Facebook nos propone. Habrá comercio electrónico, pagos en línea, streaming de videos y sólo Dios sabe cuántas cosas más.

No es un salto a corto plazo. Facebook seguirá siendo la red social más relevante del mundo durante mucho tiempo, y la principal – por ahora casi única – fuente de ingresos de la empresa. Entre Facebook y Google concentran el 84 por ciento de la inversión mundial en publicidad digital, así que nadie va a matar un negocio tan bueno. El salto a Whatsapp parece más una apuesta a largo plazo, en vista de la tendencia creciente de los usuarios a los mensajes efímeros que desaparecen rápidamente, tipo las “Stories” de Instagram o los “Estados” de Whatsapp”. En algún momento de los próximos años, los post que la gente grita cada mañana al mundo, con sus fotos fantoches o sus noticias falsas, dejarán de estar de moda. Mark Zuckerberg se prepara para ese momento.

«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.